Micro-Abrasión otra Alternativa para el Blanqueamiento Dental

El uso de blanqueadores en odontología es un tratamiento que realizan muchos profesionales debido a la gran popularidad que este procedimiento tiene gracias a las expectativas cada vez mas exigentes que tienen los pacientes respecto a la estética de su persona esperando tener una sonrisa blanca lo que la hace mas juvenil, limpia y agradable de acuerdo a los estándares actuales de la belleza física.

Existen muchísimos materiales y procedimientos para realizar blanqueamientos dentales pero básicamente se trata de la utilización de diferentes tipos y concentraciones de peróxidos ya sea en guardas para tratamiento casero o por tratamientos realizados en el consultorio con materiales a más alta concentración algunos de los cuales son auto activados y otros requieren factores coadyuvantes como luz y/o calor para hacer efecto.

En ciertos casos sin embargo el uso de estos materiales no es suficiente. En casos de fluorosis a veces puede ser posible el quitar manchas obscuras o blancas por medio del uso de técnicas de micro-abrasión. Es también posible su uso en manchas que no ceden a la profilaxis profesional por ejemplo en el caso de tabaquismo y otros agentes externos que ya han manchado y penetrado el esmalte. El uso de esta técnica sin embargo deberá ser limitada a esmalte sano y resistente ya que en ciertos casos de fluorosis la calidad del esmalte es muy pobre y es muy frágil al grado de que se puede romper fácilmente con solo hacerle presión con un instrumento dental, por lo mismo deberemos limitar este procedimiento a casos de manchas superficiales.

Antes de empezar debemos saber que hay pigmentaciones muy profundas y con un pronóstico bajo de éxito por lo que hay que tener cuidado de no crearle falsas expectativas al paciente. Un exámen previo de transiluminación del diente nos puede dar una idea de que tan profundas son estas pigmentaciones. Sin embargo la combinación de micro-abrasión con el blanqueamiento convencional por lo general aumenta de una manera muy significativa la estética del paciente y en la mayoría de los casos tenemos pacientes muy satisfechos

La técnica consiste en la utilización de una pasta de consistencia pesada llamada Densell Lustre que contiene agentes abrasivos a base de carburo de silicio con un ácido clorhídrico. football today

Como sabemos la utilización de este tipo y concentración de ácido en boca implica una gran cantidad de riesgos por lo que no se recomienda usar preparaciones caseras que pueden causar quemaduras no solo de la región oral, sino de cara y ojos del paciente. Las presentaciones profesionales de estos materiales vienen en una consistencia y proporción exacta que nos permite manejar este procedimiento con mayor seguridad.

Sin embargo siempre se deberá utilizar protección de ojos para paciente y operadores al igual que el mejor aislamiento posible como retractores de labios y lengua.

Una vez que se han tomado las medidas de protección necesarias se coloca una muy pequeña cantidad del material directamente sobre las manchas a tratar y con un contrángulo de baja velocidad se frota el diente con el material utilizando un cepillo de profilaxis mediano con cuidado de no volar partículas fuera del tejido dental. Por lo mismo se recomienda tener la cánula de succión de alto volumen cerca para atrapar el material expulsado.

El tiempo de exposición al material deberá ser corto así que se colocará y frotará por dos o tres minutos máximos por tres o cuatro veces por cada sesión. Se enjuaga abundantemente entre cada aplicación y revisamos que no exista material remanente.

Al final de la sesión de tres o cuatro aplicaciones se pule el esmalte con discos de óxido de aluminio y se pide al paciente que se enjuague bien por si hay residuos de materiales en la cavidad oral.

Para mayor efectividad se puede combinar esta técnica con blanqueamiento a base de peróxidos para ayudar a aclarar las manchas oscuras y también para dejar un color más uniforme como sucede en el caso de la existencia de manchas blancas que por lo general no desparecen en su totalidad pero al tener el diente un color mas claro estas son menos visibles.

Así que desde la primera o segunda sesión se le puede entregar al paciente su aparato y materiales de blanqueamiento en casa para acelerar el proceso y disminuir el número de sesiones de micro abrasión. Igualmente se puede concluir el tratamiento con un blanqueamiento en el consultorio si es que así lo requiere y si no hay sensibilidad extrema o contraindicaciones para este procedimiento evitando tratamientos innecesarios para el paciente.